Tracasa Instrumental colabora en la creación de “Metro-Baserri”

El proyecto facilita el acceso a los caseríos para evitar errores de localización, especialmente en servicios de emergencias.

Metro Baserri de Leitza. Fuente: SITNA

Desde hace años, Tracasa Instrumental, a través de un encargo del Instituto de Estadística Navarra (Nastat) es responsable de mantener actualizadas las direcciones de Navarra.

En un primer momento, la recogida de datos se centró en los núcleos de población, aunque poco a poco ha ido extendiéndose hacia zonas más alejadas del mismo hasta llegar a los diseminados (edificaciones dispersas en el territorio y que no constituyen propiamente núcleos de población).

Las direcciones en los diseminados planteaban una problemática asociada al hecho de su gran dispersión en el territorio y su baja población. Los equipos sanitarios, de urgencias, correos, etc., que antes eran fijos y conocían el terreno, han ido cambiando con el tiempo, y resulta frecuente encontrar equipos cada vez más heterogéneos y desconocedores de la zona, y que tienen serios problemas a la hora de localizar estas casas en caso de necesidad.

Ante esta situación se planteó la necesidad de implantar un identificador único para cada una de las direcciones de Navarra, también los diseminados, que aportara su ubicación inequívoca.

Así nació el proyecto de Metro-Baserri, liderado por Protección Civil, que aúna los esfuerzos de los ayuntamientos implicados (Bera, Goizueta, Arantza, Lesaka, Zubieta, Etxalar, Leitza, Sunbilla, Igantzi, Arano, Ituren y Areso) y los departamentos del Gobierno de Navarra afectados por el mismo (Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia, y Hacienda y Política Financiera).

El objetivo de este proyecto consiste en la colocación de placas con un identificador único de dirección llamado helpbidea, y en obtener un mapa de acceso a los distintos caseríos desde el casco urbano con criterios topológicos, que facilite la ubicación de los mismos.

Placa de identificación helpbidea. Fuente: SITNA

La gran ventaja del proyecto consiste en que a cada edificio se le asigna un identificador único, que nunca cambia, y que sólo admite altas y bajas. Este identificador se encuentra obligatoriamente en las placas que se colocan en un lugar visible de la finca o del caserío con el fin de que cualquiera, en caso de necesidad, pueda facilitar ese número a emergencias y éstos puedan acudir de forma rápida y precisa al lugar en cuestión.

Igualmente, estos identificadores o helpbideas deberán tener su reflejo en la realidad física, es decir que deberán contar con una señalización vertical en el municipio.

Como apoyo al sistema ideado, existe un plano topológico en el que la ubicación de los caseríos responde a un orden lógico de cómo se los encontrarían los servicios de emergencias en su desplazamiento ante una urgencia. El nombre asignado a este tipo de planos, Metro-Baserri, hace referencia a la estética utilizada habitualmente en los mapas del metro.

Metro Baserri de Areso. Fuente: SITNA
Metro Baserri de Zubieta. Fuente: SITNA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *